Septiembre llegó y con él los últimos días en la playa. El verano está llegando a su fin, para muchos las vacaciones ya son un recuerdo lejano y empezamos a pensar en el otoño y en la lluvia. ¡Pero no todo es malo, septiembre es el momento perfecto para comenzar un tratamiento de depilación definitiva!

¿Cómo fue vuestro verano de este año? Siempre estabais listas y depiladas en la playa o habéis renunciado a ir por miedo de mostrar sus piernas?  ¡El año siguiente, evitáis este problema! Comenzáis ya el tratamiento de depilación permanente durante el otoño: cuando los primeros días cálidos de la primavera apareceran de nuevo, vuestro cuerpo  estará suave y perfecto para ser exhibido.