Julia Roberts se tomó unas vacaciones en Hawaii junto a su familia para descansar del ajetreo que fue promocionar su última película "Eat, Pray, Love". Sin embargo, lo que parecían ser sólo unas lindas fotos de la actriz nadando en la playa, terminó siendo un desastre estético para esta celebridad.

Al salir del agua, Julia Roberts hizo lo que muchas mujeres hacen: sujetó su cabello con ambas manos para dejar escurrir el exceso de agua. Sin embargo, no se dio cuenta que fue en ese momento que los paparazzi captaron a la estadounidense mostrando con tamaño desarreglo estético (veer la foto arriba: Foto Daily Mail).

Esta no es primera vez que la actriz luce este anticuado pero natural look ya que para la premiere de su film "Notting Hill" en el año 1999, Roberts asistió a la alfombra roja con un vestido sin mangas y mucho cabello extra en esta particular zona.

in Zona Mujer