Tras dos sentencias condenatorias por irregularidades en centros de depilacion láser en Zaragoza, sobre todo en lo que se refiere a la necesidad de realizar una prueba de piel antes de la sesión para graduar el láser, una mujer de Zaragoza que ha sido indemnizada con 1.000 euros tras ser diagnosticada de quemaduras de primer grado.

Los hechos sucedieron el 25 de noviembre del 2009, cuando la afectada acudió a un centro, al que acudía desde el 2004, a depilarse las piernas. Sin haberle realizado ninguna prueba previa, comenzó el tratamiento, pero la afectada notaba "dolor y olor a quemado". Al finalizar la sesión acudió a Urgencias del hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde le diagnosticaron quemaduras de primer grado.

La afectada contactó con la Asociación El Defensor del Paciente, cuyo letrado Ricardo Agoiz llevó el caso. Finalmente, y a tenor de las sentencias previas, la aseguradora del centro ha indemnizado a la denunciante.

in El Periódico Aragón

Nosotros siempre aconsejamos a hacer una prueba antes de empezar el tratamiento con la RIO IPL 8000. Haga una prueba el la zona del cuerpo donde desea hacer la depilacion definitiva, y deje pasar 24 horas para ver si no tiene reaciónes adversas.