El fuego devastó la nave industrial de la empresa Kor Kosmetic de Albalate de Cinca en la noche del martes al miércoles. El incendio se declaró sobre las ocho y cuarto de la tarde y las tareas de extinción se prolongaron hasta las tres de la madrugada. La firma fabrica ceras de depilacion y, con todas las reservas, los indicios apuntan a un cortocircuito como la causa de las llamas. Acudieron al lugar hasta siete unidades de bomberos, cuatro de ellas catalanas.

El propietario de la empresa, José Luis Pocino, se mostró crítico con el Servicio de Emergencias 112. "El primer camión de bomberos tardó casi una hora en llegar, y los demás lo hicieron después de las diez. Avisamos de que el fuego se descontrolaba y no hubo rapidez en la coordinación con los equipos catalanes", declaró ayer a DIARIO DEL ALTOARAGÓN.

Se dio la circunstancia de que este incendio coincidió en el tiempo, prácticamente, con el desatado en el casco antiguo de Binéfar. El parque de bomberos del Cinca Medio desplazó a Albalate el retén del segundo equipo (el primero que se enfrentó a las llamas), y sobre las nueve y media llegó una bomba del Bajo Cinca. Luego, sucesivamente, se presentaron dos camiones nodriza y dos bombas pesadas de Almacellas, Lérida, Balaguer y Cervera, según detalló Pocino, quien aseguró que el equipo de Almacellas "tardó una hora de más porque no recibía la orden de salida".

Numerosos vecinos ayudaron a desalojar materiales de la nave lindante de Interarce, dedicada a la confección textil, que finalmente no sufrió daños de consideración. Carmen Palacio, la propietaria, indicó que la instalación se había salvado "de milagro". La pared medianera de las naves aguantó y cuando las llamas estaban a punto de saltar al segundo tejado remitieron. En Kor Kosmetic trabajan diez personas y en Interarce, 75. Esta segunda empresa tenía previsto reanudar la actividad hoy.

Fuentes de los bomberos con base en Monzón señalaron que "la primera unidad recibió información de la virulencia del fuego mientras bajaba a Albalate y enseguida alertó al parque de Fraga y se puso en movimiento toda la capacidad operativa del momento". Y añadieron que la presencia de los equipos catalanes permitió "atacar con relevos un fuego muy complicado". La cooperación entre Comunidades autónomas en zonas fronterizas es habitual. Pocino, sin infravalorar la actuación de los bomberos y la Guardia Civil, lamentó "la rigidez del protocolo del 112" e insistió en que algunas órdenes "se dieron tarde".

in Alto Aragon