El Servicio de Dermatologia de la Faculdad de Medicina de la Universidad de Barcelona, España, hizo un estudio clinico sobre la fotodepilacion, en Noviembre y Diciembre de 2005.

El Servicio escribe que, en la fotodepilacion, "se trabaja a partir de longitudes de onda superiores a 515 nm, por tanto nunca se trabaja con rayos ultravioletas que pueden ser en un futuro dañinos para la piel".

 Ellos explican también el procedimiento de este tratamiento. Pasaremos a citar. "La melanina sintetizada por el melanocito que éste inyecta a sus queratinocitos vecinos (unidad melanoepitelial) constituye la estructura diana de las fuentes de luz pulsada intensa (IPL) y de los lásers que se utilizan en fotodepilacion. El folículo piloso del pelo pigmentado contiene melanina en el citoplasma de los queratinocitos y de las células germinativas de esta serie que los producen, especialmente en las áreas germinativas: bulbo piloso y promontorio, también en la vaina radicular interna que está junto a la cutícula del tallo piloso. El daño folicular se produce pues por la transmisión del impacto de calor intenso y agudo en dichas áreas de gran contenido en melanina, por el fenómeno específico de la fototricolisis selectiva (no daña el tejido circundante). Por ello los resultados son mejores y más rápidos en los pelos más negros y más gruesos porque tienen ellos y sus áreas germinativas mayor contenido en melanina".

El Servicio dice que "Las áreas corporales donde se registran mejores resultados son aquellas más exentas de la influencia hormonal: ingles, axilas y extremidades inferiores. También se registran buenos resultados en extremidades superiores, aureolas, tronco en general y línea alba. La cara y el cuello mejoran más lentamente, especialmente en mujeres jóvenes por la influencia de los andrógenos. Los peores resultados se registran en el cabello fino de las regiones malares y área sublabial".

 Así que los médicos españoles atestan que la fotodepilacion no es un tratamiento dermatologo peligroso.