A principios de año todos tenemos un objetivo común: volver a los buenos hábitos o alcanzar aquellos que nos propusimos en años anteriores y nunca llegaron. Y estos propósitos están inmersos en el mercado empresarial, por lo que empresas de diferente índole como clínicas de estética y nutrición, gimnasios o academias de idiomas perciban un incremento de entre un 20 y un 50 por ciento de sus clientes en esta época del año, en España. Nos vemos más gordos, en baja forma y con ganas de ser mejor personas.

El Centro de Nutrición Mediterráneo, en el parque San Adrián de Logroño, asume con naturalidad el incremento de pacientes en enero. Detectan que cada vez más gente está concienciada por mantener hábitos saludables durante todo el año, aunque es cierto que en estas fechas las llamadas a la clínica se incrementan. Por otro lado, también detectan un elevado número de personas que abandonan el tratamiento antes de tiempo.

El problema que tiene enero, aseguran desde Mediterráneo, es que a los propósitos de principio de año se suman más de tres semanas repletas de abusos, cenas de empresa, reuniones con amigos y familiares, que motivan las ganas de cuidarse. Aunque todo depende de cada persona, lo ideal es perder 700 gramos a la semana, que suponen 3 kilos al mes de media.

En el caso de las clínicas de nutrición, medicina estética y antienvejecimiento Doctor Iñigo Gastón de Logroño y Haro, en esta época del año los clientes llegan a triplicarse, reciben una media de seis llamadas al día. Los tratamientos más demandados son la dietas; LPG endermologie, una técnica para combatir la celulitis y mejora la condición de la piel; o la depilacion láser.

Pero el control del peso es el tratamiento estrella, y el perfil y presupuesto del demandante depende de sus necesidades. Si la pérdida de peso es mayor, puede durar entre 6 u 8 meses, pero si se trata de 4 o 5 kilos, la media del tratamiento es de mes y medio. El gasto medio oscila entre 40 euros por semana para un control de dieta, o 55 euros si incluye terapia.

Además de perder peso, es fundamental y un propósito clásico de esta época del año, ponerse en forma y practicar deporte. Los gimnasios son otras empresas que aumentan su lista de usuarios en enero. En el caso del centro Spa Columnata, aunque el fuerte de las matrículas es en el mes de septiembre por las clases de natación que imparten a escolares, se percibe un incremento del 40% de las matrículas. Aunque la mitad de los clientes que se apuntan a la vuelta de las vacaciones, se dan de baja en un par de meses.

El perfil de los que buscan ponerse en forma en esta época del año suelen ser mujeres y hombres de 40 años, y las actividades que más demandadas son la sala de musculación y cardio, puesto que permite ponerse en forma con más libertad, sin monitor. Mientras que los clientes de todo el año son los que se encuentran en la franja de 45 a 65 años, y los pequeños de la casa, que desde el mes de septiembre practican uno de los deportes más completos que existe, la natación.

in Rioja2