La población femenina deja a poco y poco los centros de estética y las clínicas, donde los precios son caros. Según dice al Periódico de Catalunya Carmen Lozano, fundadora de la cadena Bye Bye Pelos, "el 96% de la población femenina se depila, pero solo el 10% va a centros de estética".

Hoy, ya existen aparatos de depilacion definitiva que permiten hacer la depilacion en casa, sin perder tiempo ni diñero en centros de depilacion. Por ejemplo, la RIO IPL 8000, que solo cuesta 399 euros y garantiza la depilacion definitiva total.