La doctora Rosalía Coelho Da Costa, destacada dermatóloga y doctora en Chile, comenta que el tratamiento con IPL además de eliminar progresivamente los vellos, produce cambios en la textura de la piel, como mayor sedosidad y una apariencia más lisa y clara, debido a que "la IPL actúa sobre el pigmento, tanto del pelo como de la piel, aclarando la zona tratada, es decir cuando la luz penetra en la piel, la melanina presente absorbe esa luz, produciéndose dos efectos: una atrofia del folículo piloso, y la aclaración de la piel debido a su pigmentación".

El IPL, antes reservado sólo para uso médico, dio un salto al mundo de la estética al comprobarse su eficacia en la destrucción de los pelos.

El sistema de foto depilación consiste en utilizar la luz como fuente de energía, la cual combinada con un efecto térmico, produce la destrucción progresiva, permanente y segura de los vellos de la región tratada, atravesando la piel sin dañarla hasta alcanzar la raíz del pelo, a la que destruye selectiva y completamente.

Quienes promueven este tipo de depilación aseguran que es un método rápido, seguro, eficaz, no invasivo e indoloro, con unos resultados probados tras muchos años de seguimiento. Suelen necesitarse varias sesiones en – en intervalos de 4 a 5 semanas– que pueden durar hasta una hora. El porcentaje de depilación permanente en cada sesión va aumentando de forma progresiva, hasta alcanzar el 100% del vello indeseado.

in El Llanquihue