Aunque actualmente las posibilidades de mantener una higiene aceptable sean grandes y fácil de llevar a cabo, la depilacion del vello tanto en el hombre como en la mujer facilita enormemente la higiene personal. No es nada nuevo que a través de los tiempos el cuidado y la depilacion del vello púbico haya formado parte de la vida de nuestros antepasados. En el mundo literario encontramos varias muestras de ello. Por ejemplo, el Sultán de “Las mil y una noche” sabe valorar y premiar al autor de una pócima-depilatoria. También, dentro del mismo ambiente oriental, era habitual que, las mujeres árabes, cuando se reunían en el hamman solían aprovechar la ocasión para poner en práctica sus afeites y depilaciones. Esto las hacía parecer más bellas ante sus maridos y, por supuesto, también ante las amigas y conocidas.

Hoy en día, los deportistas se encuentran quizá entre los pioneros del uso de las técnicas de depilacion. Téngase en cuenta que su actividad, no exenta de cierto riesgo de sufrir heridas, implica una necesidad de acceso rápido a la zona afectada y el vello solo haría dificultar esta acción.

Lo que está claro es que, bien sea por higiene o solo por estética, la depilacion en el hombre avanza a pasos agigantados, rompiendo con rapidez las normas establecidas de comportamiento social que delimitaban y encasillaban las pautas masculinas que se debían seguir.

in Depilacion Hombre