La llegada del siglo XXI trajo consigo un nuevo prototipo de hombre: el metrosexual. Opuesto al estereotipo del "macho argentino", desarreglado y de modales más duros, y también separado del "tanguero", más prolijo pero no menos recio, este nuevo varón se mueve entre indumentaria de última moda, cremas y estilistas.

En este marco, la depilación definitiva comenzó a pisar fuerte: terreno ya colonizado por las mujeres, ahora son ellos lo que decidieron incursionar en pos de la estética.

Consultado por Infobae.com, Roald Varon, director médico de la Fundación Flebológica Argentina, ratificó la novedad. "La tendencia es en franco aumento, ya que el hombre también quiere verse mejor", aseguró.

"El pelo desempeña un papel determinante en la apariencia de la persona en la sociedad actual. De esta manera, particularmente en el caso de la mujer, la misma se ve presionada por la moda, la cual no contempla la existencia de pelos. Y esto se está extendiendo también al hombre, quien trata de tener menor cantidad de pelo en las zonas visibles", explicó el especialista.

Si bien confirmó que, en general, se acercan a la consulta solos, "un 60 % lo hace por consejo de su pareja, y el resto por iniciativa propia". De ellos, casi la mitad toma el tratamiento.

El objetivo: lisa y llanamente, verse mejor. "Algunos pacientes se acercan con serios problemas de foliculitis (infección del folículo piloso), especialmente en la zona de la barba, en el cuello", ejemplificó el experto.

No obstante, la mayoría no espera sufrir algún inconveniente serio a nivel estético antes de consultar al especialista. "Los hombres que preguntan por la depilación definitiva refieren la preferencia de sus parejas a acariciar una piel más suave, ya que las mujeres experimentan una notable mejoría en la calidad y aspecto de la piel luego de las sesiones de tratamiento de depilación láser", indicó Varon.

Una de las diferencias con respecto a los tratamientos femeninos es el tiempo que puede requerir la terapia. En ese sentido, el especialista señaló que "va a depender de la zona (del cuerpo) y de las características del pelo", entre otros factores.

"El vello abundante tiene impacto directo en algunas personas, afectando su nivel de autoestima y dificultando la vida de relación social", finalizó Varon.

* La Fundación Flebológica Argentina ofrece una primer consulta médica sin cargo llamando al 0810-33-FUNDACION, o bien entrando a www.fundacion.org.ar

in Asteriscos